viernes, 11 de julio de 2014

( )

Te miro en mis adentros
te alcanzo con mi fantasía
te toco con mi propio cuerpo
te espero detrás del muro

Every single night - Fiona Apple


La búsqueda de lo invisible

Como una única opción, como un no hay vuelta atrás, como un no poder escapar a concentrarme en el fondo más oscuro, en lo que no está todavía, en lo que no aparece, en lo que no se sabe que es, como será, cuando se abrirá. Como la resignación a entender que este camino me lleva al crecimiento de lo mas profundo y al alejamiento de la realidad del cuerpo, cómo mi espíritu crece pero mi cuerpo desvanece, desaparece, se hace cada vez mas menudo, mas invisible, en el mientras que yo voy camino al suelo más profundo de mi, más misterioso, como la ciencia de lo que todavía no existe, como estar todo el tiempo mirando lo que todavía no es luz, lo que todavía no deja de ser sombra. Y cómo no poder hacer otra cosa, como no poder esperar otra cosa, esperar a que la flor de mi centro se abra, alejado del mundo de los otros cuerpos, porque solo con la flor nacida podre nacer a él, aparecer en él, sumergirme en las otras miradas, de cuerpo caliente, de carne latiendo, de sentimientos vívidos, vivos, lejos de ser todo lo que es un fantasma. Ser un fantasma condenado a no poder dejar de serlo hasta que lo oculto aparezca, hasta que el secreto se revele. La espera de lo invisible, la impotencia del invisible, la esperanza por poder hacerme ver algún día. El alma melancólica, el cuerpo desaparecido, el amor en un lugar que no existe. La lucha.

viernes, 20 de junio de 2014

Amo

no tengo miedo a las palabras
solo a la falta de luz
a la ausencia de lágrima

Dúo Salteño - Blanco y azul

Lagrima y paciencia

El casi lamento, el llanto agazapado dentro de mi cuerpo, la vida detrás del muro, la sensación imposible de estar en la diosa realidad. Como en algún día repiquetear sobre tu cuerpo sagrado, decirle hermoso, besarlo verdaderamente, hablarle con alegría. La espera, la interminable paciencia, la resignación a que es mejor no mirarte, antes que ver la imposibilidad de tenerte, de quererte, de que me mires. El canto en las reuniones, las risas detrás del vino, los llantos sobre la mesa. El aturdimiento por el vacío, la no vida en el silencio, el puente lleno de obstrucciones. El mate solo, las tardes solo, en la compañía también solo, como si no existiese la presencia, de tu corazón ajeno en el mío, de mi corazón tapado de nada, de miedo irreparable, inevitable, intraspasable. La autenticidad en tus gestos, mi distancia para alcanzarlos, la ausencia de mi palabra en tu mirada. La estupidez inalcanzable, los días de siempre, la absoluta ridiculez. Mi alma.

martes, 27 de mayo de 2014

( )

El latido del poema
el corazón que va naciendo
las pasiones que te enloquecen